miércoles, 12 de noviembre de 2014

Problemas en el Valle del Dragón

Los días antes de la graduación de los gemelos Luck-Goth transcurrieron en relativa calma. Winston y Tristan se dedicaron a prepararse lo más posible, aprendiendo nuevas habilidades como por ejemplo, la jardinería. Winston hasta sembró una planta de manzanilla que regaba cuidadosamente por las noches.


Pero la calma que reinaba en el hogar de los Luck se rompió cuando, después de su ascenso a Científico Loco, Wylie recibió una llamada de su vecina y 'amiga' Siobahn Murphy pidiéndole que se vieran esa noche. Wylie seguía algo molesto por el reciente encuentro de Sabrina con John Burb, así que aceptó ir a la cita.



El resto de la semana Wylie estuvo actuando sospechosamente, entre el trabajo y sus misteriosas salidas nocturnas casi nunca se hallaba en casa, y cuando estaba ahí sólo se dedicaba a su pequeño dragón Escarlata. Este extraño comportamiento no dejaba a Sabrina vivir en paz. ¿Acaso Wylie había vueltocon su odiosa vecina? Tan preocupada estaba que ni disfrutó del ascenso a Profesora Suplente que acababa de recibir. Sólo podía pensar en Wylie y su amiguita Siobahn. Más valía que los rumores no fueran ciertos o tendría que tomar medidas drásticas. "Cuidado Wylie, no olvides que aún soy una Goth".


Con todas esas cosas pasando, la cercanía de los exámenes, el comportamiento extraño de Wylie y la preocupación de Sabrina, las partidas nocturnas de dominó ya no fueron lo mismo. Nadie parecía concentrarse lo suficiente, no ponían suficiente interés, y casi siempre el ganador resultaba ser Tristan, lo cual en verdad fastidiaba a Winston. Aquello comenzaba a volverse repetitivo ...


Pero a la siguiente noche, inesperadamente fue Sabrina quien ganó la partida. Por cierto, lucía más segura y tranquila que la noche anterior. Había decidido asistir a la fiesta de Hugh Gray, pues le habían dicho que Siobahn Murphy estaba entre las invitadas. Tal vez si la enfrentaba de una vez por todas, diciéndole sus verdades lograría que se alejara de Wylie; y si acaso no entendía, entonces tendría que aplicar otros métodos.


Para su mala suerte, en plena fiesta Dorren Delaney murió. El triste suceso dejó a los invitados muy tristes y consternados, entre ellos a Siobahn, quien a los pocos minutos se despidió del anfitrión y se retiró. Sabrina perdió su oportunidad de hablar con ella, lo cual la dejó muy malhumorada. "¿Por qué Dorren Delaney? ¿Por qué no Siobahn Murphy?" Era lo único que podía pensar. Ah, si Siobahn hubiera sido la difunta, se habría ahorrado tantos problemas... Pero en fin, faltaba poco para la graduación de los gemelos y su partida a la Universidad, entonces ella y Wylie dejarían Dragon Valley para siempre y todo esto quedaría lejos, muy lejos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario