martes, 3 de septiembre de 2013

Recuerdos de Montevista: Farah y Robert.


Antes de continuar con los recuerdos de la familia Goth de Hidden Springs, y para seguir el orden cronológico de los eventos en mi juego, nos trasladamos a Monte Vista, donde Alexandra, la hija primogénita de John y Aimee Goth, ha ido a vivir con su novio Cornell y algunos de sus primos. El plan era instalarse en Monte Vista y ahí prepararse, trabajar y reunir fondos para pagar sus respectivas becas universitarias, ya que a pesar de ser todos hijos de padres adinerados, este grupo de jóvenes resultó ser muy maduro e independiente. En fin, no digo más, ya los conocerán conforme avance la historia.



MONTE VISTA

Memorias del 9 de Febrero de 2013


Como ya mencioné antes, los organizadores de este viaje a Monte Vista fueron Alexandra Goth y su novio Cornell Langeeraak. Alexandra es la mayor de los hijos de John y Aimee Goth. Alexandra y Cornell se hicieron novios hace poco. Aún está reciente un fallido romance de Cornell y su prima Sandy, y otro noviazgo jamás consumado con otra de sus primas, Farah Kamel. Finalmente, ha sido Alexandra con quien Cornell se ha entendido y quien resulta que también es su prima, aunque no cercana.


Alexandra lleva la marca de los Goth, le gusta todo lo que tenga que ver con el misterio, por eso eligió la carrera de Investigadora Privada, en la que ya se encuentra trabajando y progresando, aún antes de iniciarse en la Universidad.


Llegando a Monte Vista, Alexandra de inmediato consiguió empleo y día tras día sale a resolver sus casos en el auto que, por ser su nieta favorita, le ha heredado su abuelo Mortimer. Apenas lleva unas cuantas semanas trabajando y ya ha resuelto tres casos, por lo cual el Alcalde de Monte Vista le ha otorgado el Trofeo de Honor del Investigador. Es un buen comienzo.


Cornell mientras tanto se dedica a la carrera deportiva, esperando también el momento de ir junto con su novia y el resto del grupo a la Universidad. Aún falta tiempo para eso. Primero tendrán que presentar un examen de aptitudes para el cual todavía no hay fecha establecida. 


Pero no es de Alexandra y de Cornell de quienes les voy a hablar hoy, sino de su prima Farah Kamel. Ella también vino a Monte Vista para buscar empleo mientras llega el día de inscribirse en la Uni.


Farah es hija de Anwar y Noelle Kamel. Su padre y el de Alexandra son primos hermanos, igual que los de Cornell. Farah no tiene novio por ahora y está concentrada únicamente en su máximo sueño: ser escritora, aunque también es aficionada a la pintura. Farah es una joven inquieta y muy activa, así que seguramente podrá con las dos cosas.


 En un principio Farah vivió con todos sus primos en una casa rentada por Alexandra y Cornell, pero Farah siempre ha sido muy independiente y le gusta dirigir su propia vida, así que con ayuda de sus padres consiguió mudarse a una casa para ella sola, en las afueras de Monte Vista. Un lugar muy agradable y silencioso, perfecto para inspirarse y escribir sus novelas.


Aunque no siempre trabaja en casa, a Farah le gusta salir y en Monte Vista hay muchos lugares a donde ir, así que no es raro que Farah terminara trabajando en la cafetería.


Después de pasar casi todo el día escribiendo, Farah todavía dedica parte de la noche a pintar sus cuadros. Su vida transcurrió por un buen tiempo así, en la soledad, acompañada sólo de su caballete, sus pinturas, y sus novelas...


Hasta que una mañana lluviosa, mientras intentaba volver a casa después de un paseo por la playa, así sin buscarlo, de repente el amor tocó a su puerta. Se presentó ante ella con una gran sonrisa y una amena conversación. Dijo llamarse Robert Remington.


Robert ofreció acompañarla a casa en medio del aguacero. Mientras corrían juntos bajo la lluvia, Farah tuvo el presentimiento de que algo importante se avecinaba.


Ya en casa, Robert se quedó a pasar la tarde y así se conocieron. Robert dijo ser cantante principiante. Quería ser famoso y ganar mucho dinero, tener una limosina, vender discos, ganar festivales, hacer giras y todo eso que los cantantes quieren. Tenía grandes ambiciones, justo igual que Farah.


La chispa se encendió enseguida, con ella llegó el primer beso y antes de caer la noche, Farah y Robert ya estaban enamorados.


Farah estba segura que Robert era el amor de su vida. Había tenido otros romances, pero nadie como Robert, por eso aceptó cuando el quiso hacer su noviazgo oficial. Pero Farah no es la única del grupo, además de Alexandra, que ha conseguido un noviazgo formal...


Su tío Kory Kamel, hijo del tío Abdul no sólo encontró novia, fue aún más lejos y se casó con ella aún antes siquiera de tramitar su entrada a la Universidad. Se trata de Simona Valenci, una chica de Monte Vista que también se enamó perdidamente de Kory. ¿Qué tiene esta ciudad que todo mundo se enamora en segundos?


Farah apenas podía creerlo cuando Kory le anunció que se había casado. Vaya, y ni siquiera los invitó, ni a ella ni a Alexandra, ni a Cornel o a William. Todo el grupo se quedó sorprendido con la inesperada decisión de Kory, pues no sólo se ha casado con Simona, sino que ha resuelto que no asistirá a la Universidad, y no sólo eso, tampoco volverá a Hidden Springs, se quedará en Monte Vista con Simona y trabajará en el campo. Esperen a ver lo que pensarán tío Abdul y tía Kaylynn de esto!


Farah espera no terminar como Kory, ella sí quiere ir a la Universidad, hacer su carrera de Bellas Artes, pintar muchos cuadros, escribir muchas novelas. Aunque por ahora sólo puede trabajar, esperar, y entretenerse viendo pasar los días en Monte Vista, claro, con su amor, Robert Remington.


Desde que Farah se mudó de la casa de Alexandra y Cornell los ha visto muy poco, en cambio a Kory y a su esposa Simona los vé muy seguido. Los fines de semana Kory y Simona los invitan a cenar y a ver películas. Su vida es muy apacible. Dicen que piensan tener un hijo muy pronto. Vaya cambio en la vida de Kory. Apenas ayer era un niño, jugando por las calles de Hidden Springs.


El romance de Farah y Robert también siguió viento en popa. La casa de Robert se hallaba muy lejos, así que por lo general se quedaba a pasar la noche en la de Farah, hasta que ella le 'sugirió' que se mudara con ella. Robert no se hizo del rogar.


Ahora viven juntos, trabajan, comparten los gastos y hasta las labores de la casa. Casi, casi como un matrimonio. Tal vez sea el momento de dar el gran paso. Pero, ¿así, sin haber terminado una carrera?  No es problema, hay muchas parejas casadas que van a la Universidad, en este caso sería sólo Farah, ya que Robert no tiene que estudiar para ser Cantante.


Farah no es el tipo de mujer que piense sólo en ser madre y ama de casa, ella quiere algo más, pero como todos los Kamel, anhela con todo su corazón tener una familia. Así que tras una larga plática con Robert, lo decidieron. Se casarían enseguida! Ese invierno, Farah se graduó de la preparatoria y recibió su certificado. Ya estaba lista para ingresar a la Universidad. El día estaba cada vez más cerca! Pero el matrimonio se efectuaría antes.


A Robert sus amigos le hicieron una despedida de soltero, entre ellos estaba Rebecca, su ex novia. Ella se veía arrepentida de haber terminado con Robert. Es tan guapo... vaya suerte de la tal Farah.


 Mientras Farah preparaba su ingreso a la Universidad, y los detalles de la boda, Robert siguió trabajando arduamente para consolidar su carrera como cantante en Monte Vista. No fue nada fácil, apenas era el comienzo y lo más que podía hacer era entregar mensajes cantados a ricachones nimados de la ciudad.


Entre trabajo duro, preparativos y grandes expectativas, al fin llegó el día de la boda. Al igual que su tío Kory, Farah no notificó a sus padres, sabía que seguramente se opondrían, o querrían organizar la fiesta en Hidden Springs, pero ella no quería esperar, así que sólo les envió una carta, diciéndoles que era una decisión tomada y disculpándose.


En una ceremonia en un exclusivo club de Monte Vista, con sólo algunos amigos de Robert y los primos de Farah como invitados, ella y Robert hicieron sus votos matrimoniales, intercambiaron anillos y sellaron su unión con un largo beso.


Farah se convirtió en la señora Remington y su ciudad de residencia de ahí en adelante sería Monte Vista. A donde se supone que había venido sólo a estudiar...


Y ahora está aquí, casada con un cantante principiante, desconocido, pero del que está perdidamente enamorada. Jamás se lo hubiera imaginado.


Cosas del destino, desde adolescente Farah juró y perjuró que no se casaría, que se dedicaría por entero a su carrera, que su vida la dedicaría solamente a escribir... Cómo en un sólo instante puede cambiar todo...


¿Y Robert? Apenas ayer suspiraba por Rebecca, sufría porque ella había preferido a su amigo Edward que a él. Y hoy estaba aquí, comiendo pastel de boda...


Su boda con Farah Kamel, la mujer de su vida.


Ninguno de los dos puede ocultar el amor que sienten el uno por el otro. Pasaron la noche entera hablándse al oído y sonriendo, en fin lo que hacen todos los enamorados.


Se inicia una nueva vida para ambos. Hay mucho trabajo que hacer aún, pero por el momentom Farah y Robert piensan hacer una pausa para disfrutar su vida de casados y desde luego, su luna de miel.

 





No hay comentarios:

Publicar un comentario