sábado, 31 de agosto de 2013

Un Poquito más Sobre Mona y Vincent.


Memorias del 2 de Febrero de 2013

Vamos a dejar un tiempo a Mona y a Vincent, no sin dar un último vistazo a lo que está pasando en sus vidas...


Después de la boda, Vincent y Mona fueron de luna de miel a Shang Simla, China.


Mona se divirtió mucho posando para los turistas, lo cual le dio oportunidad de conocer gente nueva y a su vez tomar fotografías. Por suerte Vincent no es celoso como Shark. Mona se siente más cómoda así.


Durante su viaje, además del romance, se dieron tiempo para visitar algunas lugares importantes, como La Ciudad Perdida, algunos templos y ruinas. Aunque realmente no mostraron mucha curiosidad por explorar tumbas. Su interés ha sido meramente artístico. No olvidemos que Vincent es escultor y Mona fotógrafa.


A ratos, Mona se queda extasiada mirando su anillo, todavía no puede creer que está casada otra vez, pero esta vez con el hombre correcto!


Mona había escuchado que Vincent tenía muy mal carácter, pero con ella nunca se ha portado mal. De hecho, Vince tiene un gran sentido del humor y a ratos hasta se pasa de bromista, como cuando le dió aquel buen susto mientras conocían un misterioso templo.


"Lo siento, querida, sólo estaba jugando", se disculpó Vincent. Mona ha descubierto que dentro de su rudeza, Vincent también puede ser muy tierno. Y Vincent se dio cuenta que esa faceta suya sólo se ha manifestado con Mona. Quizás porque Dahlia nunca le dio la oportunidad...
 

En fin, que Mona y Vincent han congeniado. Los dos son de carácter fuerte, pero con gran sentido del humor. Románticos, apasionados, tiernos, traviesos, juguetones y eso sí, bastante excéntricos. A veces se les ocurren las cosas más descabelladas como comer en el baño y charlar, lol.
 

Pero en general ambos tienen un gran corazón, y a pesar de sus ocupaciones han demostrado ser muy buenos padres. Sobre todo Vincent que es quien se queda en casa cuidando a Sharona, que dicho sea de paso quiere mucho a Vincent. A su padre biológico, Shark Racket, lo ve poco. Por su parte, Vincent no ha vuelto a ver a sus hijos, Omar y Mandy pues Dahlia se los llevó a Bridgeport. Ojalá algún día pueda viajar allá. Mientras tanto, su vida transcurre pacíficamente con su nueva familia.

***

No hay comentarios:

Publicar un comentario