martes, 7 de octubre de 2014

Recordando a Sandy y a Griffin

Aunque ya he narrado extensamente la vida de Sandy Kamel y su príncipe azul Griffin Alto, agregaré unas pocas memorias más para el álbum, volviendo un poquito hacia atrás y comenzando por los días de su compromiso. 

 

Haciendo memoria, Sandy Kamel es parte de la tercera generación en la dinastía de Los Kamel de Hidden Springs. Sandy es la única hija de Amin Kamel y Jane Carrington; nieta de Karim Kamel y Bella Bachelor, y bisnieta a su vez de Farid Kamel y Kimberly Star, fundadores de dicha dinastía. En cuanto a su esposo Griffin, todo parece indicar que fue un integrante 'rebelde' de la familia Alto de Sunset Valley. No se sabe aún si es hijo de Bert o de Nick Alto, pero según la historia sim, Griffin huyó de Sunset Valley y se estableció en Sunlit Tides para construirse una vida propia, lejos de las dudosas prácticas profesionales de los Alto. Por cierto, otra pequeña parte de esta familia habita en Isla Paraíso.

 
 

 La vida en Sunlit Tides era apacible en general. Los atardeceres solían ser cálidos y soleados, aunque las mañanas a veces se presentaban tormentosas y caóticas. Era el precio de vivir en este caprichoso archipiélago. Nunca sabían en qué momento iba a cambiar el clima y a hacer del camino al trabajo toda una aventura. Sin embargo, Griffin ya estaba acostumbrado; Sandy se fue adaptando poco a poco, lo cual no le fue difícil. Después de todo, el clima en Hidden Springs, su ciudad de origen, no era precisamente estable.

 

Después de su compromiso, Sandy y Griffin se volvieron inseparables. Aprovechaban cada minuto del tiempo que pasaban juntos después del trabajo, ya fuera en reuniones y fiestas, generalmente organizadas por sus amigos Daniel y Mary-Sue Pleasant. O a solas en su pequeño departamento, disfrutando de su mutua compañía. Puede decirse que Griffin y Sandy eran perfectos el uno para el otro, una pareja 'hecha en el cielo'.


Uno de los lugares más concurridos, la Estación de Relajación, era también el favorito de Griffin y Sandy; ahí pasaron mucho tiempo juntos disfrutando del sauna, de la deliciosa comida, del paisaje y de las cálidas y estrelladas noches de Sunlit Tides, contando los días que faltaban para la boda...

No hay comentarios:

Publicar un comentario