viernes, 26 de septiembre de 2014

Noche de Dominó



Sabrina fue la única que se quedó en casa después que Wylie, Winston y Tristan se fueron al trabajo y a la escuela. En cuanto estuvo sola llamó por teléfono a su prima y mejor amiga Mona Kamel, quien ahora es Mona Steele ya que se acababa de casar con Vincent Steele, hijo mayor del ídolo de Sabrina, el famoso acróbata Simon Steele. Cuando los niños regresaron de la escuela, Sabrina seguía en el teléfono. ¡Y Winston se moría de hambre! "¿Por qué las mamás hablan tanto por teléfono?", se preguntaba el hambriento Winston. Bueno, por suerte había hamburguesas preparadas, así que los dos niños no esperaron más y se sentaron a devorarlas.



Wylie llegó del trabajo con una buena noticia: lo acababan de ascender a Investigador de Proyectos Secretos. Algunos envidiosos dijeron que lo había logrado gracias a las influencias de su suegro Mortimer Goth y su hija Elisa, hermana de Sabrina y jefa de Wylie. Desde luego esos eran sólo rumores. Wylie era un científico talentoso, aunque algo excéntrico, pero aún así Elisa le tenía mucha confianza, por eso le aconsejó que para acallar los rumores mejorara aún más su habilidad de Jardinería. Wylie no esperó y esa misma tarde fue a conseguir unas semillas y las sembró de inmediato en su jardín.



Como ya dijimos, Wylie es un científico excéntrico. A veces con todo y su indiscutible inteligencia, se le ha visto haciendo las cosas más raras, como jugar con juguetes. No se sabe si en el fondo es todavía un niño, o si utiliza dichos juguetes en sus experimentos científicos. Wylie es raro a veces, pero todos en la familia ya están acostumbrados. Ahora, volviendo con Sabrina... Por fin colgó el teléfono, pero no porque no tuviera más que platicar con su prima Mona, sino porque le urgía ir al baño, a donde se dirigió a todo prisa.
--Si terminan pronto su tarea jugaremos una partida de dominó -- prometió a los niños antes de subir corriendo y encerrarse en el baño.


Winston y Tristan aceptaron el reto con tal de poder jugar un poco antes de dormir. El dominó es el juego favorito de toda la familia y un buen pretexto para convivir todas las noches Mientras los niños hacían la tarea y Wylie tomaba una ducha, Sabrina se entretuvo jugando al billar y finalmente fue a esperarlos frente a la mesa de dominó, entre las protestas de Winston y Tristan.
-- ¡Hacer la tarea no es divertido, queremos jugar dominó!
-- Ya se los dije: jugarán si terminan temprano su tarea.


Una hora más tarde, todos se sentaron a jugar dominó, pero Winston no aguantó mucho. A mitad de la partida se le cerraban los ojos de cansancio. Gracias al cielo que fue una partida corta, pues francamente se moría de sueño. "Por fin. Ahora sí a dormir."  Y así era como terminaban casi siempre los Lunes en la casa de la familia Luck-Goth.

No hay comentarios:

Publicar un comentario