martes, 10 de febrero de 2015

La Vida Sigue en la Mansión Langeeraak

Starlight Shores, Septiembre de 2014


Después de que las hermanas Melissa y Marilyn Langeerak se hicieron adultas, terminaron la Uni y abandonaron el hogar paterno, la vida continuó para los Langeeraak-Cho. Miranda y Mike aún tenían sus respectivas carreras, un hijo adolescente de quién cuidar, y sobre todo, una relación estable y más sólida que nunca.


 Miranda y Mike, enamorados como el primer día.


Mike seguía siendo un exitoso empresario y Miranda, toda una leyenda del canto.


Mike era -y es aún- representante de varios artistas famosos de Starlight Shores, entre ellos Michelle, la hermana de Miranda. Además ya era Alquimista nivel 10 y tenía su propio negocio de venta de pociones, el lado excéntrico de Mike.


Miranda, estrella de tiempo completo y auténtica diva, continuó cosechando éxitos sin miras a retirarse pronto, sin embargo ahora que estaba en la cima podía tomárselo con calma y ser mucho más selectiva para sus contratos y sus giras. De esa manera podía pasar más tiempo en casa con Mike y su hijo menor, Mark.


Mark, o 'Markie', el más joven de los tres hijos de Miranda y Mike, por esos tiempos era sólo un adolescente.


Mike aún recuerda el 'dolor de cabeza' que fue enseñar a Mark a conducir, pero valió la pena porque después pudo ayudarle con los negocios, al menos durante un tiempo antes de irse a la Universidad.


Mark, divirtiéndose en la piscina de una de las casas de los ahora millonarios Langeeraak en Starlight Shores.


A pesar de que sus hijas dejaron el hogar hace ya un tiempo, Mark sigue extrañándolas, por suerte a veces se encuentra con Melissa durante sus caminatas matutinas, cuando ella va a su trabajo de Salvavidas. Melissa trata lo más posible de mantenerse en contacto con sus padres y su hermano. Aunque todos están siempre muy ocupados, los Langeeraak tratan de reunirse con frecuencia, o al menos los fines de semana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario