martes, 24 de febrero de 2015

El Tiempo Vuela

Nació el segundo hijo de Alexandra y Cornell. Fue un niño y lo llamaron Edwin.


Como esposa de un famoso deportista, Alexandra viajó en limosina de ida y de vuelta del hospital.


Ya en casa con el pequeño Edwin.


Cornell se veía fascinado con Edwin. Su primer hijo varón y tal vez el único, pues Alexandra le ha dicho que quizás dos hijos sean suficientes.


El tiempo pasó volando y es cumpleaños de Romina otra vez, ahora se había convertido en adolescente.


Esa misma noche la visitó la mascota de la Universidad para invitarla a presentar el examen de aptitudes e inscribirse al terminar la preparatoria. Romina aún no está segura si quiere estudiar una carrera universitaria, pero aún así, decidió tomar el examen.


En el centro de la ciudad por la tarde después de la escuela. Romina fue a visitar a su amigo Alfonso y quedó encantada con las coloridas casas del barrio. 


El tiempo siguió su marcha y Cornell se convirtió en un adulto.


Con la madurez llegó la crisis de la mediana edad...


Pero también el éxito, pues Cornell llegó al puesto más alto de su carrera y ahora es una Leyenda del Deporte.

No hay comentarios:

Publicar un comentario