martes, 11 de noviembre de 2014

Una Mala Noche Para Wylie


La noche después de la llegada de Wylie y Sabrina de sus vacaciones, transcurrió lenta y pacíficamente para casi todos los miembros de la familia Goth-Luck. Sabrina, por ejemplo, tuvo tiempo de practicar el violín durante su tiempo libre, e incluso mientras trabajaba en casa. Por cierto últimamente le había dado por tocar melodías mientras esperaba que la ropa saliera de la secadora, pues descubrió que así los quehaceres eran más llevaderos.

 
 

Después de la cena, toda la familia se reunió como siempre para jugar el dominó. Los gemelos todavía no habían partido rumbo a la Universidad, estaban esperando su cumpleaños para convertirse en jóvenes adultos. Mientras tanto, el dominó siguió siendo uno de sus grandes entretenimientos. Esa noche, por más que Sabrina y Winston se concentraron en sus jugadas, el ganador resultó ser Tristan. Fue su noche de suerte. 

 

En cambio para Wylie no fue una buena noche en absoluto. Su dragón 'Escarlata' lo mordió mientras lo alimentaba. Una mordida bastante dolorosa aún para un científico experimentado como él. Luego, para completar el cuadro, Bohehilda lo retó a una partida de billar. A Wylie el comportamiento de su empleada le pareció un poco raro. Al parecer Bonehilda siente algo muy especial por Wylie. ¿Bonehilda? ¿En serio? Vaya suerte.

 
 

Bonehilda no será la más atractiva ¡pero hay que ver que estilo tiene para el ajedrez!


Por si fuera poco, Sabrina no estaba en casa, había salido a pasear al lago y Wylie se enteró que ahí se había encontrado con su compañero de trabajo John Burb. No había nada entre Sabrina y John, sólo eran buenos amigos, pero según los rumores, esa noche hasta patinaron juntos. Pero Wylie no pudo reclamar nada, era el menos indicado para hacerlo después de aquella aventura con su vecina, la cual afortunadamente ya nadie en casa recordaba. En fin, Wylie tuvo que cenar solo. Fue una muy mala noche sin duda, pero por suerte estaba por llegar a su fin.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario