lunes, 24 de noviembre de 2014

Boda en Roaring Heights


Jessica Simmons, de Roaring Heights, lista para su boda


 El novio es Grumpo Marks, quien tuvo que sacudirse a una admiradora antes de salir a hacerle compañía a su novia.

 

La dama de honor fue Beverly Jones. A Beverly le encantan las bodas, de hecho, ella también se casó hace apenas unos días atrás.


Por fin los novios logran salir a la terraza para iniciar la ceremonia, ambos se dirigen al arco nupcial.


Los invitados comienzan a congregarse alrededor.  ¿Podrían darse prisa por favor?


Al fin comienza la ceremonia de intercambio de anillos.


Minutos más tarde Jessica y Grumpo están casados.


Los novios, rodeados de sus invitados y listos para la fiesta.
 ¡Ah, la dicha de la felicidad conyugal, la diversión de la fiesta y la emoción de comenzar una nueva vida juntos!


Jessie y Grumpo estaban tan nerviosos que casi se habían olvidado de cortar el pastel.


 ¿Cuál es el momento más memorable de una fiesta de bodas? ¡Consumir montones de cremoso y delicioso pastel!


Disfrutando del pastel con su familia y amistades. En la mesa con ellos, Beverly, la mejor amiga de Jessica; y Glumo uno de los muchos hermanos de Grumpo.


A pesar de que la fiesta fue un éxito, Grumpo no pudo dejar de mostrar su típico mal carácter, ya que es el enojón de la familia. Al parecer tuvo un pequeño disgusto con uno de sus hermanos, pero por suerte no duró mucho. 

 

Vamos a ver cómo les va juntos a Jessica y a Grumpo, pues resulta que ella también tiene su carácter.


Terminó la fiesta, los novios se preparan para su viaje de bodas, pero antes hay que lavar los platos. Así comenzó la vida de casada de Jessi.


El atardecer en Roaring Heights al terminar la boda.

Créditos:
(El makeover corrió por mi cuenta).

No hay comentarios:

Publicar un comentario