lunes, 2 de diciembre de 2013

Dean se va de Fiesta



Universidad St. John
Abril 1 de 2013


 El día siguiente no comenzó muy bien. Hubo un desperfecto con la tina de baño y Dean tuvo que repararla. Sus primeros pasos en la mecánica.


 Aún así tuvo tiempo de estudiar un poco antes de salir rumbo a la conferencia del día.


"Ahora sí, estoy listo. Vámonos a clases!"


Dean salió rumbo a la Facultad con mucho entusiasmo. Era un bello día soleado y todo el camino pensó en que lo primero que haría el fin de semana sería ir a la playa.


A decir verdad, la conferencia no estuvo nada interesante, así que Dean aprovechó para tomar una pequeña siesta...


A la salida de la clase se dio cuenta que lo seguía un hombre lobo. Nada qué temer, sólo era un compañero 'sobrenatural'. Y sabemos que a un Goth pues... no le asustan estas cosas.


Después de clases fue por un bocadillo a The Grotto, ya que la otra cafetería estaba hasta el tope. Aquí se encontró a Silvia Cahill, una chica que le había pedido una cita por teléfono el día anterior y a la que Dean, como a otras, le había dicho que no.


Silvia sin embargo se la pasó siguiéndolo y tomándole fotos mientras él intentaba charlar con la barista, una chica vampiro a la que Dean se acercó por curiosidad. Uno de sus deseos había sido siempre conocer a un vampiro.


Ya de salida de The Grotto conoció a Ashley Corono, una chica muy guapa. Dean quedó bastante impresionado. Ashley era el tipo de chica a la que tal vez podría aceptarle una invitación... claro, si ella se la pidiera y eso naturalmente no ocurrió.


Otra chica con la que tal vez saldría algún día sería Carol Chen, aunque ya había declinado una invitación de ella. Pero Carol era bonita, simpática, inteligente y tocaba muy bien la guitarra. Un romance con ella no era posible, pero si alguna vez Dean decidía formar una banda,  Carol sería la primera persona a la que incluiría.


En fin, esa noche hubo una fiesta en la fraternidad, organizada por Jeffery Dean. Carol no pudo asistir, pero sí su hermana Waverly. Dean se despidió de Ashley Corono y salió rumbo a la fiesta.


Como es todo un caballero se ofreció a llevar a Waverly en su auto. Waverly no habló mucho por el camino, ya que no es tan extrovertida como su hermana Carol.


Apenas llegó a la fiesta, los de la Fraternidad le lanzaron un reto, que comenzara una pelea en la fiesta. Dean desde luego no aceptó. "Pues me van a disculpar, pero eso de pelear no se me da.". Y es cierto. Dean es fiestero, pero muy pacífico.


Como Jeffery también es buen músico. El y Dean tocaron juntos durante la fiesta. Fue genial.


Una de las ventajas de ser músico es que eso atrae a las chicas. Esa noche Dean ganó otra admiradora, Caren Hines. Dean no sabía si podría mantenerse fiel a su novia Michelle, con tanta chica guapa alrededor! 


La sesión de guitarra con Jeffrey fue un éxito. Dean no pudo evitar a soñar. Tal vez con Jeffery y Carol podría iniciar una banda. Claro, necesitaría dos integrantes más, pero para comenzar serían un gran trío. 

 

Ya más entrada la noche, Dean recibió otro reto:  jugar con alguien una partida de Jugo-Pong. Vaya juego más raro!


Jeffery fue su contrincante. Fue una partida sensacional. Ambos se divirtieron mucho y Dean ganó puntos de influencia. 


La desventaja del juego era que había que beber... y mucho.
"Uno de los dos acabará ebrio, y espero no ser yo".


Jeffery era un experto en el juego y al parecer bebiendo también. Sería difícil ganarle.


Pero Jeff no era perfecto y falló algunos tiros, lo cual le dio algo de ventaja a Dean.


También Jeff tuvo que beber mucho, pero al parecer para él no era ningún castigo.
 

Sin embargo, a Dean fue al que le tocó beber más.
 "¿Qué rayos es este juego? Sólo se trata de beber..."


"Si se trata de acabar ebrios, entonces dejémonos de juegos y bebamos de verdad!", dijo a Jeff. Y no se lo tuvo que decir dos veces. Bebieron toda la noche. Jeff hubiera querido seguir hasta la mañana pero Dean ya estaba algo mareado y además tenía que conducir, así que prefirió dejarlo hasta ahí y marcharse a casa.


Jeff le insistió que se quedara a pasar la noche para que no tuviera que conducir así, pero Dean no aceptó. Si se quedaba, seguro seguiría bebiendo y mañana era día de clases. De todas formas, se fue contento. Fue una gran fiesta y se lo había pasado de lo mejor.


Waverly no regresó en el auto con él ya que ella se había retirado más temprano.


La alegría de la fiesta le recordó a Dean los tiempos de la prepa en Hidden Springs con alguien que no era precisamente Michelle. Tiempos que no volverían y que era mejor olvidar. Ahora debía concentrarse sólo en estudiar y en graduarse. Entonces le entregaría el título a sus padres y se marcharía lo más lejos posible. A Bridgeport para ser exactos y ahí se dedicaría a lo suyo: la música.

No hay comentarios:

Publicar un comentario