jueves, 17 de octubre de 2013

Farah se despide de la Uni



En la hermandad, nadie durmió la víspera del examen.


Farah y sus compañeras pasaron la noche estudiando.


Por la mañana, casi sin haber dormido, Farah se encaminó hacia la Facultad para presentar sus exámenes.


En el primero le fue de maravilla, y hasta le dio tiempo de estudiar un poco para el siguiente.


Llegó la hora del segundo examen. El último del trimestre y luego, a casa.


 "Es tan refrescante tener una estudiante a quien realmente le importa aprender, Farah. Sigue así". Le dijo la profesora Noetal a Farah, al terminar el examen. Farah se sintió muy emocionada y a la vez triste. Iba a extrañar mucho la Uni, las clases y a sus compañeras del dormitorio.

La última fiesta en el dormitorio de Los Rebeldes no fue tan larga ni tan divertida como otras, especialmente porque muchos ya se habían ido, Harold entre ellos. Ojalá hubieran podido despedirse antes de la Graduación.

Este es el dormitorio de la Hermandad donde Farah pasó dos largos trimestres.
 
 

Temprano por la mañana, llegaron las calificaciones de Farah. Ella les echó un vistazo algo nerviosa, mientras lavaba la ropa. Parece que logró suficientes créditos para obtener su título!

 

Las últimas horas en el dormitorio las pasó pintando...


... Y despidiéndose de sus amigas. Samantha Gray, la chica-lobo la pidió que le autografiara su último libro, Dos mil Lunas Gloriosas y Sharon, la chica-planta le obsequió algunas hierbas. Farah se sintió muy honrada. En verdad las va a extrañar...


Esa misma tarde se llevó a cabo la ceremonia de graduación. Farah llegó temprano pero la ceremonia tardó en iniciarse. La espera no fue muy agradable. La entrada al estadio estaba atestada y para colmo, comenzó a llover...


Por suerte, Robert llegó a reunirse con ella. A Farah se le alegró la tarde al verlo entre los invitados.


Su prima Alexandra, con quien desde niña se lleva de maravilla también estuvo ahí.


Por si la lluvia fuera poco, más tarde comenzó a granizar y la fila no avanzaba muy rápido. 
"Qué pasa? Acaso nadie tiene prisa por graduarse?"


Bueno, por fin terminó la ceremonia. Fue más larga la espera que la Graduación en sí y no quedó tiempo para asistir a la fiesta de despedida. Farah tendría que irse sin despedirse de sus amigos. Menos mal que Robert está con ella. 


Hora de regresar a Monte Vista.
"Adiós chicos, adiós mi querida Uni..."


Las chicas del dormitorio se despidieron de Farah tan emotivamente que casi la hicieron llorar.


Tal vez no vuelva jamás, pero fue inolvidable. 

 

Farah extrañaría la Universidad pero Robert la extrañaba a ella! Ahora mismo estaba feliz de tenerla de vuelta en casa, y así se lo demostró.


Farah a su vez, está feliz de poder descansar y dormir la noche entera sin desvelarse. Ya no tiene que levantarse temprano para asisitr a clases, pero aún conserva su gusto por una taza de café bien caliente. Una pequeña adicción, recuerdo de la Universidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario