viernes, 18 de octubre de 2013

Alexandra y Cornell en la Uni


Memorias del 17 de Marzo de 2013

 

El Otoño terminó y el invierno llegó a la Universidad St. John.


Alexandra y Cornell regresaron para cursar un trimestre más, aunque es muy posible que no sea el último. De todas formas, harán su máximo esfuerzo para lograr el mayor número de créditos posible.

 

Cornell se divirtió en grande jugando con la pelotita en el Meet & Greet. Por supuesto su condición era excelente, no en vano se había inscrito en la carrera de Educación Física. Cornell es un gran deportista.


Aunque a veces abusa de su fuerza física. Por ejemplo, le encanta forzar la máquina de refrescos para obtenerlos gratis.


Esa tarde en el Meet & Greet no fue la excepción.


Alexandra por su parte, eligió la carrera de Tecnología. Allá en Monte Vista se dedicaba a la carrera de Investigadora Privada, pero siendo una Goth, también estaba interesada en todo lo relativo a la Ciencia.


Bueno, no creaqn que Cornell sólo sabe robar refrescos, también repara cosas. Su habilidad fue de mucha ayuda esa tarde en el baño de hombres. Salvó el día reparando el lavabo y todos los profesores se lo agradecieron.


El Estadio Schmidt Memorial. Aquí es donde Cornell asistía a sus clases.


Fue un trimestre realmente frío. Así es como lucía casi a diario la Universidad St. John.


Aún con la nieve y el frío, Cornell tuvo que ir a su clase en bicicleta a veces para cederle el auto a Alexandra.


Alexandra prometió conseguirse su propio auto pronto para ya no tener que tomar turnos en la bicicleta.


Y es que aquel fue un invierno verdaderamente frío!


Una de las cosas que más le gustó a Alexandra de la carrera de Tecnología, fue estudiar su cerebro con esta extraña máquina. Su lado excéntrico de chica Goth.


Cornell nunca fue muy estudioso, pero aún así, siempre procuraba repasar un poco antes de ir a sus clases.


Alexandra, lista para sus prácticas.


Practicando a la intemperie con su máquina favorita.

 

Al día siguiente, a Alexandra le tocó ir en la bicicleta. Lo bueno que no es friolenta como Cornell. Hasta entonces, no se había resfriado ni una vez.


7:30 AM. Cornell salió rumbo a su clase, cómodamente y con la calefacción encendida. Al menos por hoy, no tuvo frío.
 

Cornell, entrando en calor frente a la chimenea, al volver de sus clases.

 

Alexandra, estudiando un rato, antes de la cena.


Alexandra tenía muchos planes, entre ellos, seguir con su trabajo de Investigadora en Monte Vista, terminar la carrera de Tecnología para poder hacer inventos como su admirado abuelo Mortimer...


... Y por supuesto, lo principal: casarse con su amado Cornell.


Cornell y Alexandra se habían hecho novios al salir de la preparatoria en Hidden Springs. Más tarde, formalizaron su noviazgo y con la aprobación de sus padres se mudaron juntos a Monte Vista para buscar empleo y prepararse para la Universidad. Ahora que faltaba poco para graduarse, tendrían que comenzar a planear la boda.
 

Pero mientras llegaba el gran día, habría que seguir asisitiendo a clases, aunque algunas de ellas resultaran francamente aburridas para Cornell.


Por suerte, en la Universidad no todo fue asistir a clases, también pudo socializar y hacer amigos, como el popular Skip Taylor...


...Y la brillante Sara Mahoney, ambos miembros del grupo social de Los Jocks, en el cual Cornell fue aceptado y bienvenido desde el principio.


Y llegó la víspera de exámenes. Alexandra y Cornell se prepararon bien, haciendo su propio grupo de estudio.


Terminaron los exámenes. A Cornell no le fue tan bien como quería, apenas consiguió una C. Alexandra obtuvo una B. En fin, aprobaron, pero tendrían que volver a la facultad el siguiente trimestre.


Cornell no se sentía tan mal. Al menos hizo nuevas amistades y sólo le faltaban unos pocos créditos para poder graduarse. Seguro el próximo trimestre lo lograría.


"Adiós Uni, volveremos!"

No hay comentarios:

Publicar un comentario