lunes, 2 de septiembre de 2013

Los Goth, Segunda Generación.


Memorias del 2 de Febrero de 2013


Ahora volvamos a Hidden Springs, donde por cierto los días últimamente han sido grises y lluviosos. Hay cierta familia a la que le agradan mucho los días así...


Un aspecto de Hidden Springs por la madrugada, en primer plano se ve la Cafetería Flying V.  Justo enfrente de este local se encuentra la casa de los Goth, no Mortimer y Myra, sino su primogénito John Goth y su familia, o sea la segunda generación de Goths en Hidden Springs.


John Goth, quien aquí posa con su gato Chilli, también se dedica a la Ciencia. Es un Cirujano Renombrado y Alquimista. Es ligeramente menos excéntrico que su famoso padre Mortimer, pero tiene lo suyo. Claro, es más sociable, y bastante menos distraído, y muy popular con las mujeres. Su vida ha sido más glamorosa que la de cualquier otro de los Goth, incluyendo a sus hermanas Elisa y Sabrina.


Tal vez todo lo extrovertido que ha logrado ser John se lo debe a su esposa, Aimee. Una mujer cien por ciento ambiciosa, sociable, divertida y por añadidura muy atractiva. Aimee llegó a la vida de John en el momento oportuno, antes fue novia de su primo Milton, pero sin duda es con John con quien formó la pareja perfecta.


 Al igual que su célebre marido, Aimee ha hecho una carrera exitosa, solo que no en la Ciencia, sino en las Artes Culinarias. Comenzó desde muy abajo en la de Cocina y ahora  es Chef Cinco Estrellas. Qué lejos quedaron los días en que Aimee era tan sólo la chica del servicio en la casa de Milton Langeeraak. Como dije, Aimee es una mujer ambiciosa, jamás se conforma con poco.


Todos los días Aimee sale de casa temprano, va de compras y después pasa por la Librería para comprar libros de nuevas recetas que añadir a su repertorio, el cual ya es muy amplio. En cuanto a la habilidad, ya casi la ha perfeccionado.


 También como ama de casa Aimee es un éxito, pero con tantas ocupaciones de su carrera necesita ayuda. Hace tiempo que está intentando contratar a un mayordomo. No ha sido fácil conseguir uno que se adapte al estilo tan especial de los Goth. Pero Aimee no pierde la esperanza.


Durante las horas que Aimee está sola en casa, la acompaña Chilli, el gato de John, lleva años con él, es un gato muy tranquilo, pero amigable, y poco a poco Aimee se ha ido ganando su amistad.

 

Obviamente la familia de John y Aimee no consiste sólo de su gato Chilli, también están sus dos hijos, Dean y Billy.  Tienen una hija más, Alexandra, pero ella ya no vive con ellos, emigró a Monte Vista con su novio Cornell y ambos asistirán pronto a la Universidad.

 

Dean es un adolescente, muy cerca también de convertirse en joven adulto e ir a la Universidad, pero aún falta un tiempo.


Dean y su hermano Billy se llevan de maravilla. Ambos pasan mucho tiempo solos, ya que sus padres están siempre tan ocupados con sus respectivas carreras. Por suerte, Dean tiene muy buen carácter, lo cual le permite a veces hacerla de "niñero" con su hermano menor.


Y Billy confía totalmente en él. Le cuenta todas las aventuras que pasa en la escuela y Dean nunca parece aburrido cuando pasa tiempo con su hermano. En general, Dean ama a su familia.


Todos en Hidden Springs dicen que Dean es un rebelde, quizá porque quiere ser músico o porque generalmente viste de negro. O quizá sólo por ser un Goth?


Quizá Dean sea un rebelde, pero también es muy romántico. y demasiado popular con las chicas. Seguro eso lo heredó de su padre y de su abuelo que han sido bastante mujeriegos. Nadie sabe todavía a quién pertenece su corazón, dicen que a Michelle Cho, la hija menor de los Cho,  a quien diario le manda largas cartas de amor. Los sentimientos de Dean son un misterio que desentrañaremos más adelante.


Terminó otro arduo día de trabajo para los Goth. Después de la cena todos a descansar.


Como todas las noches, John va a pasar un rato en su laboratorio, haciendo algunos experimentos, leyendo y estudiando antes de irse a la cama. La normal en la vida de un dedicado científico como él.


Y como casi todas esas noches que John trabaja en sus experimentos, Aimee prefiere ir a la piscina a relajarse...


Una hora después está de vuelta en la recámara. John sigue con sus experimentos, Aimee está exhausta, no lo esperará más. Ha sido un largo día de trabajo, por cierto, hoy Aimee completó el reto de Experta en Menús al aprender 28 recetas aprendidas. Por si fuera poco, llegó al Nivel 10 de la habilidad de Cocina, lo cual significa que ya es Master en esa habilidad.


Amaneció en Hidden Springs. La lluvia cesó por un rato y hasta salió el arcoiris.


John estuvo atendiendo pacientes en la Clínica Gratuita.


Y luego fue al Ayuntamiento para la Reunión del Consejo. Ahí se topó con su primo Amin Kamel, que ahora es el Alcalde de Hidden Sprngs.


Al volver del trabajo, John fue a su estudio para practicar la Alquimia y trabajar creando sus elíxires.


También dedicó algún tiempo a cortar gemas. Otra de sus aficiones.


Mientras tanto, Billy salió a pedir Dulce o Truco, su primera parada fue la casa de tía Sabrina, pero quien salió a darles dulces fue su esposo Wylie Luck.


Dean también recibió dulces del tío Wylie. Claro, Dean ya es algo mayorcito para pedir Dulce o Truco, pero tiene que acompañar a Billy, además, pedir dulces le trae muy buenos recuerdos de su infancia.


Al día siguiente, por la tarde, volvió la lluvia a Hidden Springs. Aún así, Aimee tuvo que ir a comprar ingredientes para sus platillos y algunos libros con nuevas recetas.


John tuvo que atender un paciente de urgencia. Cuando pasó por la Tienda de Elíxires para hacer algunas compras, el propietario se puso enfermo.

  

 John tuvo que aplicarle una inyección, lo cual no le gustó nada, pero al final le agradeció que hubiera estado ahí y lo hubiera ayudado.


Otro día terminó. Aimee dedica unos minutos a estudiar una nueva receta.


Es tarde ya, y otra vez John lleva horas en su laboratorio. Qué estará preparando, o mejor dicho, tramando? Con los Goth nunca se sabe.


Pero John sí sabe de qué se trata. Acaba de aprender la receta para preparar el Elíxir de la Procreación...


La receta no sólo está aprendida, sino preparada. Eso fue lo que tuvo a John encerrado tantas horas en su laboratorio! Ahora la pregunta es: qué pasaría si probara ese elíxir?


Sólo hay una forma de averiguarlo y es siendo él mismo su propio conejillo de indias, así que sin pensarlo dos veces, se bebe un vaso de Elíxir de la Procreación. De momento no hay ningún efecto visible, quién sabe después... 


No hay comentarios:

Publicar un comentario