viernes, 26 de julio de 2013

La Boda de Kamillah y Gino.


Memorias del 14 de Diciembre de 2012



Volvemos a la ciudad de Monte Vista.


A Kamillah le ha ido de maravilla. En su último trabajo ganó 1,260 Simoleones y un bono de 500. Su portafolio subió de porcentaje a 43%.


Además el Ayuntamiento de Monte Vista la premió con la Medalla del Diseñador Arquitectónico. Un gran logro.


Por si fuera poco, Gino le ha pedido que se mude a su casa, ahora ya nada los separará, ni siquiera sus respectivas profesiones. Kamillah está feliz, aunque todavía falta que Gino se anime a hacerle la gran pregunta...


Serena también está feliz, sobre todo porque ahora tiene la compañía de Rembrandt, el gatito de Gino.


En su primera noche en casa de Gino,  justo como ella esperaba, él la sorprende proponiéndole matrimonio.


Ella desde luego aceptó...


Gino también está feliz. 


Y parece que Rembrandt también. Su nueva familia no le cae nada mal.


Esa misma semana, Gino ascendió al nivel 10 de su carrera, ya es Chef de Cinco Estrellas y ha cumplido su deseo de toda la vida.


Además se ganó como premio un Refrigerador Kelvin MinusOne como recompensa.


Y Kamillah recibió del Alcalde las llaves de la ciudad por los logros en su carrera y por decorar las casas de sus vecinos. Fue un gran día para la futura señora Ferrari.


Por fin llegó el Día del Amor, que es el día de la boda de Kamillah y Gino. Aquí viene la novia...


La ceremonia va a empezar. Ahora sí, todas las solteras de Monte Vista ya pueden olvidarse del soltero máximo, Gino Ferrari. 
Por supuesto, la invitada de honor es Serena Hamming.


Intercambio de anillos y promesas.


Y un beso... Listo, Kamilla y Gino son marido y mujer. Junto con Serena, la nueva familia Ferrari.


No pudo faltar el tradicional pastel.


Y un baile juntos.


Se fueron los invitados. Serena se ha ido a dormir. Al fin solos y felices, ya que todo salió perfecto.


De luna de miel, Kamilla y Gino fueron a China donde disfrutaron del romance, los paisajes y de diferentes y muy interesantes actividades.


Gino aprendió las Artes Marciales.


Kamillah practicó el ajedrez.
Pero los mejores y más importantes momentos fueron, desde luego, los que pasaron juntos.


La última noche en Shang SimLa. Kamilah sintió nostalgia, pero se moría por volver a Monte Vista para iniciar su vida junto a Gino, cuidar juntos de Serena y... tener más hijos, tal vez?


"Hasta pronto, Shang Simla!"
De vuelta en casa.


Gino preparó un rico Dim Sum para cenar.

Serena andaba divirtiéndose en los charcos que dejó la lluvia.

Gino le recuerda que tiene que hacer su tarea. Serena lo obedece, pues ya lo vé como si fuera su propio padre. Recordemos que Serena no conoció al suyo, pues murió siendo ella una bebé.


Toda la familia va camino al Festival de Primavera.

De paso disfrutan del maravilloso paisaje de Monte Vista.

Serena disfrutando de un rico helado.

Kamillah buscando huevos decorados.

Igual que Gino.

Terminó el Festival, pero la nueva vida de Gino y Kamillah apenas comienza.


No hay comentarios:

Publicar un comentario